Reseña Histórica

Se le atribuye al padre francés Jenebaud y a Don David Martínez Collazos ser los inspiradores del baloncesto en Colombia.

En Antioquia, se asegura que este deporte se comenzó a practicar en Medellin antes de 1928. Fue practicado por un grupo de estudiantes en Palacé con la Avenida Echeverri, lo que hoy se conoce como la Avenida Oriental, detrás del desaparecido Seminarios de Villanueva.

El primer equipo estaba integrado por Hernando Arango, Hernando Duque, Hernando Londoño, Hernando Echavarría y Hernando Morales. Se practicaba cuando estos jóvenes salían del colegio y gozaban de sus vacaciones.

Algunos aseguran que el Club Campestre se práctico este deporte antes de 1927 y que allí funciono el primer equipo en 1930.

En 1938, operó la primera liga bajo la presidencia de Ivan de Bedout, quien trabajo para la construcción del Coliseo Cubierto que lleva su nombre, aún después de  la demolición del viejo coliseo y la construcción de la nueva estructura..

En 1938 apareció la fiebre del baloncesto masculino y femenino. La liga presidida por Eduardo Gallon, se dio el lujo de contabilizar en sus torneos 300 equipos.

En femenino sobresalió en Instituto Central Femenino, que era el que ocupaba los primeros lugares. Se hicieron intercambios con jugadores de Bogotá y el apoyo de la Colombiana de Tabaco que fue vital para el desarrollo del deporte.

En 1941 el baloncesto sigue en acenso, se juegan partidos en Medellin y en Jericó.

En 1942 se destacaban los juegos que cumplen en las canchas de la Colombiana de Tabaco y Tejicóndor que para ese entonces tienen sus propios equipos y apoyan el desarrollo del deporte de la cesta.

La copa El Colombiano tuvo una participación de equipos en especial de la rama femenina, donde ganó el torneo Intercolegiado el equipo de Las Chamacas. En el masculino los honores fueron para el quinteto de Los Demonios.

También incursionan en las universidades como la Universidad de Antioquia. De 1944 a 1958 los equipos del Alma Mater cumplen un gran papel y participan en ocho giras internacionales. Allí estuvo Jairo Jiménez Giraldo, uno de los hombres de más grata recordación en Antioquia y Colombia.

Los universitarios fueron campeones durante cinco años consecutivos. En la década del 40, se recuerda los nombres de Saúl Peláez, Héctor Vieira, Jairo Rico, Jorge Uribe, Gustavo Mesa, Hernán Arcila, Cupertino Gaviria, Jhon Jairo Rodríguez y Oscar Uribe Arcila.

En 1945, se realizó en la ciudad de Barranquilla el primer campeonato nacional con 16 equipos, 12 en masculino y 4 en femenino.

Los paisas fueron campeones en la rama masculina y subcampeones en femenino. El mejor encestador fue el paisa Saúl Peláez con 89 puntos.

En los años del 50 al 70 se dio el fenómeno que las selecciones de baloncesto de Antioquia eran orientadas por jugadores que, a su vez, también eran entrenadores.

En la década del 50 se puede resaltarlos nombres de Jhon Jairo Rodríguez, Saúl Peláez y Jairo Jiménez Giraldo. En el 60, Edison Christopher, Alberto Yarce Maya, y los primeros pasos de Octavio Betancourt, Roberto Grisales, Jaime Uribe López de Mesa, Alvaro Cano y Gabriel Rojas, quienes se consagraron en los 70´s y 80´s.

En los años 90 aparece el entrenador Hernán Darío Giraldo, y la iniciación del baloncesto profesional con la presencia de dirigentes como Octavio Betancourt, Roberto Grisales, Jorge “Chino” García y Alberto Vásquez gil.

Durante los años 50 y 60 funcionaron varios colegios de árbitros de baloncesto, pero la verdadera organización se dio a mediados de los 60 con el dirigente Alberto Yarce Maya. Entre los colegiados se recuerdan los nombres de Yesid Santos, Raúl Posso, Darío Vélez Correa, Jhon Jairo Rodríguez, Alan Briant, William Rúa, Gustavo Castañeda, Gonzalo Peláez, Darío Ortiz, Eddgar Ramírez, Eduardo Robayo y Humberto Ramírez.

La Liga de Baloncesto funciono la primera vez en La Playa frente a la Clínica Soma. Más tarde se paso al Edificio de la Bastilla (La Playa con Junín), luego a la Casa del Deporte, ubicada en la calle Pichincha entre Junín y Palacé, y finalmente el Coliseo Cubierto Ivan de Bedout, donde ha funcionado desde entonces, aun después de la renovación del viejo coliseo, para los IX Juegos Suramericanos de Medellin el 2010.